EL ESCÁNDALO DE LAS DENUNCIAS FALSAS

http://blogs.elconfidencial.com/economia/apuntes-de-enerconomia/2015-01-20/el-escandalo-de-las-denuncias-falsas_624185/

El escándalo de las denuncias falsas

Lloró mucha gente de alegría cuando leyó el artículo la víspera de Nochebuena. Fueron sus únicos Reyes Magos en muchos años. Después de tanto tiempo de dolor y sufrimiento en soledad comprobaron que no eran los únicos, que no estaban solos en el martirio, que son legión los represaliados, aquellos a los que han arrebatado sus Derechos Humanos más básicos.

Solo por eso mereció la pena publicarlo, aunque la bicha acabe mordiendo y el veneno sea trágico. Cuando la justicia agoniza solo quedan los medios. Veremos durante cuánto tiempo. ¿Regresará la tan española tradición del exilio?

Miles de españoles inocentes sufren cada año arrestos indiscriminados, tortura y prisión a causa de la perversión judicial y legal vigente.

Son condenados mediante juicio sumario, mediante recursos que ni siquiera se estudian, que tan solo refrendan las animaladas perpetradas en primera instancia, sin garantía judicial alguna. Juicios donde el infortunado entra con la presunción de culpabilidad colgada al cuello y sale culpable y con cepo. No ha tenido defensa. ¿Para qué perder el tiempo con gente inocente cuando los prejuicios imperan?

Los Derechos Humanos han sido abolidos en España para una parte importante de la población. La ley abyecta que ha vuelto a implantar la Inquisición después de dos siglos los ha cancelado. Demasiados jueces la aplican con saña criminal. ¿Por qué? Habrá que investigarlo.

Muchas denuncias falsas se convierten así en condenas ciertas. ¿Cuántas son? No se sabe a ciencia cierta ni falsa. Investíguese. ¿Acaso hay miedo en mostrar a la sociedad la mayor vergüenza de esta democracia cobarde que pugna por destruirse ella sola?

Los Derechos Humanos han sido abolidos en España para una parte importante de la población. La ley abyecta que ha vuelto a implantar la Inquisición después de dos siglos los ha canceladoEl motivo aparente es el maltrato psicológico, discutir con la pareja (o ex) aunque no lo oigan los vecinos ni haya rastro ni pruebas. Está penado con la cárcel en España. Hasta ese punto ha llegado elbuenismo perverso, la locura de un sistema criminal que creíamos finiquitado siglos atrás, que encarcela de manera indiscriminada a sus propios ciudadanos.

Basta una denuncia falsa, unas cuantas actuaciones irregulares por parte de demasiados jueces y fiscales entusiastas, promovidas por abogados desalmados y psicólogos ideologizados, y al talego el reo.

Dice el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que las denuncias falsas no llegan al 0,01% de los casos. Son aquellas que el mismo denunciante acaba reconociendo como tales y las que informan jueces y fiscales. Suena a chiste el dato. Es falso por necesidad y lógica.

Como todas las denuncias son automáticamente verdaderas al no existir la presunción de inocencia, la simple acusación es siempre veraz y el reo es pateado sin poder rechistar. Ningún juez o fiscal va a informar jamás acerca de sus propias tropelías.

Los garantes de vigilar un juego limpio, los observatorios encargados, no se toman la molestia de observar nada. Mucho menos de investigar la magnitud del drama. Clausúrense. Ábranse otros nuevos limpios de polvo y paja.

¿Cuál es la dimensión real de la tragedia? Según diversas fuentes, de una población reclusa de 61.682 en 2013, los encarcelados por violencia de género podrían llegar a ser un 15%, unos 10.000. El INE solo informó de 3.930. Tal dato levanta suspicacias.

Es imposible extrapolar la proporción de inocentes encarcelados. Podrían superar fácilmente los 5.000, si no más. Si a eso añadimos los que no han entrado en prisión al tener penas de menos de dos años, la cifra de condenas injustas al año sería de varias decenas de miles.

Tales magnitudes asombrosas merecen una investigación en profundidad, rigurosa, independiente y seria. Cualquiera que conozca los entresijos del sistema sabe que las denuncias falsas y los inocentes encarcelados se cuentan por millares cada año.

No hay más que hablar con abogados o jueces decentes, o escuchar a los infortunados que están deseando contar a un país autista e inconsciente su sórdida y dramática historia, aportando sentencias disparatadas, información y datos. ¿Cuántas son? No se sabe. El trabajo pendiente es ingente.

Es imposible extrapolar la proporción de inocentes encarcelados. Podrían superar fácilmente los 5.000, si no más. A eso hay que añadir los que no han entrado en prisión al tener penas de menos de dos añosLos organismos supuestamente encargados de luchar contra la violencia de género son los primeros interesados en no informar de la verdad a causa de la corrección política y el miedo mediático, fomentándola con su pasividad, su integrismo y los datos erróneos proporcionados.

La justicia, como institución, no tiene intención alguna de ponerse en evidencia dando facilidades. Corporativismo obliga. Ha traicionado al pueblo. Se niega a investigar el asunto y mucho menos darlo a conocer. Reitera burdas mentiras. Cada día los mismos “errores”. ¿Miedo? ¿Prejuicios? ¿Dinero? ¿Por qué?

Habrá que ayudarla desde fuera. ¡Que medios y televisiones se armen de valor! ¡Que se dignifiquen de una vez! ¡Que clamen contra la injusticia y la tristeza! ¡Que pongan cara a los humillados! ¡Que contribuyan a rehabilitar a los damnificados! ¡Que defiendan los Derechos Humanos!

En Andalucía lo denominan el negocio de la “igualdá”, con sorna, a causa de la lluvia de subvenciones desparramadas para todos menos para las víctimas. Convertirá en asunto menor el escándalo de los ERE. En el más atroz contubernio al jugar con la libertad y el sufrimiento de sus propios ciudadanos. Denúnciese.

Este Gobierno está obligado a desactivar las leyes fascistas que hace diez años aprobaron sus Señorías, quiero creer que por ignorancia la mayoría. Me gustaría pensar que lo hicieron sin una reflexión seria, obligados por la disciplina de partido ocasionada por el miedo y el qué dirán. Por no ser suficientemente “progresistas” ni tener buen rollo. Bien se la colaron.

España es el país de Europa con la mayor población reclusa por habitante. Están todos dentro menos los que tienen que estar. Es causa mayor el maremágnum legal y las leyes farragosas de pésima calidad con las que cuenta.

Cosa que contamina a los que tienen la obligación de aplicarlas, colapsando de manera absurda los juzgados, dejando en la calle a los verdaderos chorizos que nos han arruinado, mientras su aclamada ineficacia atrae criminales de fuera. Es necesario regenerar de manera urgente la justicia, a pesar de ella.

El Gobierno está preparando una ley de custodia compartida. Que se dé prisa. Que sea retroactiva. Que repare injusticias cometidas, chantajes y coacciones vilmente perpetrados.

No servirá para nada. Muchas custodias compartidas son automáticamente anuladas a causa de las denuncias falsas que llegan a continuación, aplicando la ley genocida vigente, con el fin de poner en evidencia a los jueces decentes que, haberlos haylos, aunque sean minoría. Háganse oír. Se necesita su colaboración, que se armen de valor. Hacen lo que pueden. No es suficiente.

España es el país de Europa con la mayor población reclusa por habitante. Están todos dentro menos los que tienen que estarTal ley en proyecto no será de ninguna efectividad si no se soluciona de manera paralela el escándalo de las denuncias falsas, si no se deroga la fatídica ley inquisitorial en criminal vigor que convierte asuntos de derecho civil, como un simple divorcio, en cuestiones de derecho penal, saturando los juzgados y enviando inocentes a prisión, mientras los abogados codiciosos hacen cumplida caja.

¿Por qué no devolver la dignidad a tantos padres y niños maltratados por la justicia? ¿Por qué produce terror pretender arreglar tantas tragedias?

¿A quién le causa pavor encargar una investigación independiente y rigurosa, revisar las actuaciones judiciales caso por caso supervisadas por observadores internacionales cualificados, rehabilitar a tantos miles de condenados de manera injusta, excarcelar inocentes que continúan en prisión, volver a hacer felices a tanto niño manipulado y entristecido que crece sin el calor y la compañía de su padre?

Y, no menos importante, devolver la arrebatada dignidad a estos últimos, dejando de envilecer a la otra mitad de la población.

Que la comunidad internacional sea consciente: se cumple el décimo aniversario del restablecimiento de la Inquisición en España. El Tribunal Constitucional continúa como su garante más fiel al haber denegado más de doscientos recursos de inconstitucionalidad contra tal ley criminal. La macabra institución secular ha regresado al corazón de Europa.

Si la justicia española no es capaz de regenerarse por sí sola, la ciudadanía, como poder soberano, la obligará a la fuerza. Los medios tienen el deber de denunciarlo, garantizando así su propio futuro y los Derechos Humanos de TODOS los ciudadanos. Realícese tal investigación. ¿Dónde está Europa?

 

TESTIMONIO DE UN NIÑO ALIENADO

José Manuel Aguilar Cuenca

Psicólogo Clínico y Forense

www.jmaguilar.com

 En el año 2005 publiqué «Con mamá y con papá», el primer libro que exponía de forma monográfica, desde un punto de vista profesional y con un lenguaje para el gran público, la investigación internacional que apoyaba la custodia compartida. Desde aquella época he recibido todo tipo de insultos, amenazas y acusaciones, en la misma línea de las que ya venía recibiendo desde un año antes por la publicación de «Síndrome de Alienación Parental». Las más furibundas siempre han venido desde los grupos de ideología feminista radical, que han secuestrado el discurso del feminismo histórico y de los partidos de izquierdas, vacíos de contenido desde que la caída del muro de Berlín les desnudó ideológicamente, mientras que las más incomprensibles nacieron en la boca de mis propios compañeros de profesión, impermeables al conocimiento científico que desde multitud de rincones del planeta les ofrecía los datos de los que hablaba en mis libros y actos públicos.

Sindrome de Alienación ParentalEsto, que nunca me ha importado gran cosa y me ha ofrecido momentos impagables de asombro y diversión ante los peregrinos argumentos elaborados por mis compañeros psicólogos o letrados para rechazar los datos que ofrecía la investigación técnica, ha cambiado en los dos últimos años, con la asunción del Tribunal Supremo de España de los principales argumentos que apoyan a la custodia compartida como sistema de custodia preferente en un divorcio, argumentos que, por otro lado, ya se podían leer en aquel libro ocho años atrás y en la investigación científica décadas antes. La consecuencia inmediata ha sido escuchar a los antiguos colegas que se oponían a la custodia compartida y que, salvo confusión u obligación imponderable, no habían propuesto ese régimen en su quehacer diario, hablar públicamente de las bondades de tal sistema tras el divorcio, defendiendo su militancia «de toda la vida» en dicha opinión. Esta actitud tiene el peligro de olvidar que los ciudadanos tiene memoria y que, si en una conferencia pública tú afirmas algo contrario a tu propia historia profesional, puedes encontrarte entre el público a gente que te recuerde que eso es mentira y que a ellos hace tiempo les negaste lo que ahora dices defender desde siempre. Esto ocurrió recientemente en una conferencia en donde estuve presente, lo que permitió comprobar una vez más la exquisita educación que gastan los usuarios padres y madres y la caradura a prueba de realidad de algunos chaquetas nuevas de la custodia compartida, antiguos líderes camisas viejas del régimen en vías de extinción.

LA EVOLUCIÓN DEL CONCEPTO DE SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL

El caso de la manipulación de los niños en los procesos de divorcio, ese problema relacional que hemos dado en llamar Síndrome de Alienación Parental, va a tener semejante devenir. Y esto no será por el cada vez mayor apoyo que dan los frecuentes casos, de la realidad a la que nos enfrentamos todos los que trabajamos en este campo en nuestro quehacer diario, con ejemplos palmarios o, como dicen los propios afectados, “de libro”, sino por un hecho imponderable, ajeno y mucho más poderoso de lo que jamás una ideología y el sistema construido a su alrededor para su sostenimiento artificial alcanzará a ser: «el paso del tiempo». Si en el caso de la custodia compartida el paso del tiempo ha provocado que España fuera un anacronismo en el entorno social, cultural y jurídico europeo, en el caso de lo que nos ocupa el paso del tiempo implica que aquellos niños que fueron educados para odiar y rechazar sin justificación a su madre o su padre se conviertan en adultos. Y esos adultos, autónomos y con necesidad y deseo de conocer y sanar, acuden a tu consulta.

EL TESTIMONIO DE UN NIÑO ALIENADO

Niño alienado Luis, como así llamaremos a este niño alienado, va camino de los veinte años. Sus padres se divorciaron cuando contaba ocho. Durante los primeros seis meses no pudo ver a su madre y, desde que se dictó sentencia por parte del juzgado, la estuvo viendo en un Punto de Encuentro Familiar (PEF), supervisado por profesionales. Esto duró unos años porque cuando llegó a la adolescencia declaró en una entrevista ante el Equipo Psicosocial del Juzgado que no quería volver a verla. Los miembros del equipo advirtieron en su informe la alienación (sic) que el niño estaba sufriendo, pero recomendaron una de las estrategias que hemos repetido que fracasan y ayudan a consolidar el mal que estamos intentando paliar: acudir a terapia. Como la literatura especializada nos adelanta la medida inevitablemente fracasó y el menor rompió su relación con su madre durante casi cuatro años. Ya en la Universidad, aquel «niño» inició tibios acercamientos hacia ella, a espaldas de su padre alienador. Fue entonces cuando la madre acudió a pedir ayuda a nuestra consulta, recibiendo indicaciones para gestionar esa relación. Tras un año de contactos fue el «niño», ya cercano a la veintena, el que pidió venir, cargado de preguntas.

LA NUBE DE CONFUSIÓN

«De todo tengo un recuerdo confuso. Lo que recordaba de mi madre se solapaba con lo que me decía mi padre. Recuerdo una nube de confusión». La nube de confusión explica en estos niños la dificultad que tienen en la infancia de discriminar lo que ellos conocen, aquello de lo que tienen recuerdo, y lo que les dicen que ocurrió o cómo les aleccionan para que su recuerdo sea valorado de la forma que desea el alienador.

Esta presión psicológica es tan poderosa que alcanza a la propia y directa experiencia del sujeto, obligándoles a ponerla en entredicho y alterándola. Con el paso del tiempo y las distintas acciones de manipulación los recuerdos, las experiencias y emociones que de ellos se derivan pierden los límites, fusionándose y provocando una sustitución como reacción: modifican sus recuerdos por las sensaciones y emociones que les provocaron. Independientemente de encontrarnos en un proceso de alienación parental, en términos generales nuestra memoria funciona de ese modo. Los detalles de lo que ocurrió se van perdiendo, pero la emoción que desprende la experiencia perdura, impregnando el recuerdo y siendo el principal material que rememoramos. En los niños alienados esa sustitución se produce eliminando la emoción legítima e imponiendo una acorde a los deseos del alienador.

ELIMINACIÓN DE LA DISONANCIA COGNITIVA

Niños alienadosUna persona siente disonancia cognitiva cuando percibe a la vez dos pensamientos que entran en conflicto, al ser dos cogniciones incompatibles. Esto provoca malestar y motiva al individuo a generar ideas nuevas que permitan cohabitar a las ideas incompatibles, encajándolas de algún modo, con lo que logra reducir la tensión al conseguir cierta coherencia interna. Si hace notar a su amigo que fuma demasiado —al escucharlo jadear tras subir una escalera—, consciente de que es cierto lo que dice, la disonancia cognitiva le motivará para contestarle que está pensando en dejarlo muy pronto o que realmente él fuma muy poco, en comparación con otra gente que conoce.

En los niños alienados no se produce disonancia y, de producirse, dura poco tiempo. «Los nuevos recuerdos prestados por mi padre tapaban los otros que yo tenía con mi madre». De esta forma el malestar acaba pronto. Sin embargo, a poco que la presión disminuya la disonancia brotará de nuevo. El proceso de presión psicológica no borra, reprime. Así, cuando la represión baja su nivel la disonancia tiene la oportunidad de volver a presentarse y llevar a cabo su trabajo.

LA AMENAZA COMO FORMA DE CONTROL

«Lo peor que me enseñó mi padre es que nuestra relación se podía acabar en cualquier momento». El control que el alienador practica con el niño no tiene por qué ser expreso, ni estar explícito en su discurso. Las estrategias de control más efectivas son aquellas que no están claramente expuestas. En una película, una sombra que cruza un umbral, tapando la luz por un instante, o el movimiento de una cortina en mitad de la noche nos puede generar mucho más miedo que la visión del asesino con el puñal en la mano. De igual forma, la posibilidad implícita de que si eres «infiel a los deseos del alienador para que rechaces al otro progenitor vas a perderle» a él mismo es suficiente. El niño depende en todo de su alienador. Es una amenaza a su propia supervivencia física lo que se está jugando, de ahí su potencia como estrategia de control. El mensaje es que el plato de comida, el vestido o el beso de buenas noches puede estar en peligro y, para un niño, eso es «todo» su mundo.

LAS ESTRATEGIAS DE SUPERVIVENCIA

«Me descubrí contándole a mi padre mentiras. No le decía que me lo pasaba bien con mi madre cuando la veía en el PEF. Al volver le contaba lo que quería oír para que me dejara tranquilo». Desde muy pequeños los niños leen la tensión, son capaces de percibir el deseo que tiene el adulto que les interroga y lo satisfacen con tal de protegerse si perciben que no son libres de contar la realidad. Esto incluye mentir o, mejor dicho y considerando la situación en la que nos encontramos, relatar una versión acorde con lo que quiere oír el alienador. Por supuesto, todo episodio que vaya en contra de la realidad que «debe ser», según los criterios impuestos por el alienador, será convenientemente modificada por el niño, ajustándola a los deseos de aquel.

Lo anterior tiene un severo riesgo en el futuro para el menor puesto que puede elegir establecer esta estrategia como manera de relacionarse con los demás. En el ejemplo que nos ocupa no ocurrió así, Luis no generalizó este comportamiento a las relaciones con sus amigos o sus parejas, pero otros «niños» sí lo hacen. Aprenden desde pequeñitos que las sentencias judiciales pueden incumplirse y que apenas ocurre nada, aprenden a manipular, torcer la realidad o directamente mentir y que esas conductas tienen una fuerte recompensa. La inmediata: la reducción de la ansiedad. A largo plazo: conseguir objetivos personales que a ellos les motiva, bien emocionales – sentirse querido o aceptado- o materiales – una videoconsola.

Llegados a la adolescencia y primera juventud puede elegir extender esta forma de relacionarse que ha venido dominando el área familiar a otras áreas: laboral, social, de pareja, etc. De esta suerte, una nueva generación de maltratadores se presenta al mundo, apoyados en su aprendizaje vital para establecer estrategias de control en sus relaciones con los demás.

TENGO MIEDO DE SU REACCIÓN

SAPLuis tiene casi veinte años, pero no deja de ser un niño de ocho cuando hablamos de cómo comunicarle a su padre que quiere ver a su madre. «Temo su reacción. La que me va a montar. No sé si voy a ser capaz de aguantarlo». El miedo no abandona al «niño», aún cuando hace muchos años que dejó esa etapa vital. Le acompaña en su juventud y perdura en la edad adulta. Da lo mismo que uno tenga independencia económica, formación y amplia experiencia vital. «Parece mentira que con la edad que tiene, el puesto de responsabilidad que ocupa, el dinero que gana y lo lista que todo el mundo dice que es sea incapaz de enfrentarse a su madre» me comentó un padre, hablando de su hija de casi cuarenta años, una directora de una multinacional que se echaba a temblar si tenía que decirle a su madre que iba a comer con su padre.

Ese temor no acaba jamás, porque es parte de la estrategia del manipulador. Lo que le ocurra «será tu culpa», «tú me dejas sola, mientras te vas por ahí con tu padre» o «si te vas con tu madre me estás clavando una puñal en el pecho». Frases semejantes son las que utilizan los alienadores como chantaje emocional para hacer que sus hijos se sientan culpables. La intención, volver a convertirlos en los niños de ocho años que fueron.

LOS NIÑOS HAN CRECIDO

No quiero que mi mama me haga castigar a mi papaComo arranqué en este artículo, nunca me ha preocupado el rechazo empecinado de los profesionales de la psicología a los datos que la investigación nos ofrece, porque pronto comprendí que su incorporación era inevitable de manos de la realidad incontenible. El tiempo pone siempre a cada uno en su sitio, aunque bien es cierto que eso lo paga aquel que lo sufre y no es ayudado por los que tienen la obligación moral y laboral de hacerlo. Algunos niegan el problema directamente, otros de forma indirecta recomendando estrategias que la literatura hace años desaconsejó. Debemos asumir que una ciencia blanda como la psicología adquiere su estatus de falta de solidez gracias a los sujetos que la ejercen, tanto como gracias a aquellos que no se oponen a los primeros.

Hace más de cuatro años que el primer «niño» alienado vino a verme y me contó lo que sentía y cómo fue su infancia. Algunos de ellos han decidido cursar estudios de Psicología o Derecho; uno me eligió como su profesor de prácticas en el Máster de Ciencias Forenses que cursó y hace varios años que ejerce como perito en su propio despacho. Son un nuevo grupo de pacientes, niños secuestrados emocionalmente que, como una ola incontenible, derribarán los diques que la ideología y el conformismo ha impuesto a la realidad porque de lo que hablamos es de sus vidas, y nadie puede decirles a ellos que no han vivido lo que relatan. Lo siento por aquellos que nos insultaban cuando defendíamos hace una década la custodia compartida o la protección de los hijos para que no fueran utilizados en la disputa marital, pero el futuro es lo que tiene, tarde o temprano llega.

¿Debe seguir pagándose la pensión al hijo mayor que no quiere ver al padre?

Al padre no quiero ni verlo, pero que no se atreva a incumplir la obligación que tiene de pasarme mensualmente la pensión alimenticia.

Esta situación es cotidiana. Muchos hijos de 23, 24, 25, 26… años, no mantienen ninguna relación con el padre, pero sigue vigente la pensión alimenticia que se fijó en el procedimiento de divorcio.

El artículo 152 del Código Civil indica que cesará también la obligación de dar alimentos: “4.º Cuando el alimentista, sea o no heredero forzoso, hubiese cometido alguna falta de las que dan lugar a la desheredación“. Pues bien, si tenemos en cuenta que el Tribunal Supremo en su Sentencia de 3 de junio de 2014, interpretando el artículo 853.2 del Código Civil, consideró ajustado a derecho la desheredación por el maltrato psíquico voluntariamente causado por los hijos al padre, cabe cuestionarse si debe mantenerse la pensión alimenticia del hijo mayor de edad que “voluntariamente” y sin causa justificada decidió en su día borrar de su vida al padre.

Obviamente, debemos dejar a un lado a aquellos casos en los que esa falta de relación paterno filial es responsabilidad exclusiva del padre. Pero la realidad nos muestra supuestos en los que el padre insistió hasta la extenuación en mantener la relación con el hijo, pero de una forma u otra se consiguió llegar hasta que el hijo cumplió la mayoría de edad, momento en el que el padre ya no pudo acudir al juzgado para que se cumpliera el régimen de visitas.

La razón de la desheredación que analizó la Sentencia del Tribunal Supremo que antes hemos mencionado supuso un auténtico abandono familiar, y se consideró como justa causa para desheredar al hijo. Entonces, si es causa del cese de los alimentos que el hijo haya cometido alguna falta de las que dan lugar a la desheredación ¿cabe mantener la pensión alimenticia?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Mas de 800.000 varones victimas de la ley de violencia de genero desde su entrada en vigor desde 2005 – Jose Diaz-Herrera

/

CASI EL 6 POR CIENTO DE LOS VARONES ESPAÑOLES PERSEGUIDOS POR LA LEY DE VIOLENCIA DE GENERO EN MENOS DE UN LUSTRO LA LEY ES LA MAYOR MONSTRUOSIDAD JURIDICA DE TODOS LOS TIEMPOS. HA CAUSADO MÁS DAÑO A LA POBLACIÓN MÁSCULINA QUE LOS ESTADOS DE EXCEPCIÓN EN EL PAIS VASCO O LA LEY DE REPRESIÓN DE LA MASONERÍA Y EL COMUNISMO FRANQUISTA

Por JOSE DÍAZ-HERRERA.

El asunto es más grave que las siete Plagas de Egipto o las injustas persecuciones de los talibanes en contra de las mujeres que no usen el burka y puede afirmarse sin temor a error que en ningún momento de la historia de España hubo político alguno que causara más daño a más hombres en menor espacio de tiempo. Además, sin pagar las consecuencias de la incultura y la osadía de Rodríguez Zapatero.

Desde su entrada en vigor el 29 de junio de 2005 hasta el 31 de diciembre de 2009, es decir, en un periodo de apenas cuatro años y medio, se han registrado en España un total de 823.580 procedimientos penales en los Juzgados de Violencia de Género, todos ellos seguidos contra hombres por denuncias de sus mujeres o vecinos, en gran parte falsas.

Tomando como base los datos del Instituto Nacional de Estadística que establecen que el promedio de la población masculina española de edades comprendidas entre los 18 y los 60 años, en esos cuatro años y medio fue de 14.037.483 de individuos, ello supone que el 5.87 por ciento de los varones (es decir, casi seis de cada cien hombres) han sido detenidos por la policía y conducidos esposados ante uno de los más de 600 juzgados (entre 1 y 8 por partido judicial) encargados de enjuiciar los presuntos delitos de malos tratos (físicos o psicológicos) en contra de la mujer.

De esta manera, puede establecerse sin ningún género de dudas que la llamada Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género es la más dura, arbitraria, homófoba e inconstitucional de todo el Derecho positivo existente en todos los tiempos en España, al establecer indiscriminadamente y sin ninguna base científica delitos específicos contra los hombres por el simple hecho de haber nacido varón y presumírsele una violencia ancestral superior a la de las mujeres.

LOS TRIBUNALES DE VIOLENCIA DE GÉNERO, DONDE SE PRESUPONE QUE EL HOMBRE ES CULPABLE, NOS LLEVAN A LA ETAPA MÁS NEGRA DE LA INQUISICIÓN

Por otra parte, conviene señalar asimismo, que una ley de similares características, que el Gobierno talibán de José Luis Rodríguez Zapatero y sus compinches ha tratado de «exportar» al mundo como la panacea universal para acabar con los malos tratos en el ámbito familiar, tampoco tiene precedentes en ningún otro país de la Unión Europea, Japón, Canadá o Estados Unidos.

Puede decirse que es incluso más agresiva que cualquier texto legal de las dos últimas dictaduras militares, la de Miguel Primo de Rivera o la de Francisco Franco, salvado claro está el periodo de los juicios sumarísimos. Consultando estadísticas de los tiempos de la dictadura de Francisco Franco, se puede establecer que la Ley de Violencia de Género es 17 veces más agresiva que la Ley para la Represión de la Masonería y el Comunismo, de 1 de marzo de 1940 y que sus tribunales especiales (por el número de personas afectadas) a pesar de que hubo gente condenada a 30 años de reclusión mayor por sus ideas y desposeídos, igualmente, de sus bienes. Es, asimismo, 14 veces más violenta (por el número de detenidos) que los estados de excepción promulgados en el País Vasco a raíz del asesinato de Melitón Manzanas (1968) o del Consejo de Guerra de Burgos donde la Guardia Civil y la Policía realizaban razzias de centenares de personas a los que mantenían encarcelados e incomunicados.

Una acción policial y judicial tan indiscriminada contra la que permite esta norma tampoco tiene precedentes en el ordenamiento jurídico español. Cuando escribí mi libro El Varón Castrado, a finales de 2006, el tremendo abuso efectuado por esta Ley, había llevado a los calabozos de la policía y a los juzgados de Violencia a 461.000 personas, según reconoció uno de los miembros del Observatorio de Violencia de Género a la juez María Sanahuja y al autor en un seminario en la Universidad de Verano de El Escorial. Tres años después, las víctimas de esa Ley sobrepasan, como hemos dicho, los 823.000 hombres.

Se puede determinar, por lo tanto, que no hay barrio, villorrio, aldea, pueblo o ciudad española donde el buldózer al servicio del feminismo más recalcitrante no haya destrozado familias enteras sin dar oportunidad alguna a la mediación familiar o a la reconciliación de la pareja; no haya destrozado a decenas, centenares o miles de hombres, desposeyéndole se su patrimonio, condenándole a penas de cárcel e imponiéndole una segunda condena accesoria de destierro, hecho de nuevo sin precedentes en la legislación española, donde las penas «infamantes» habían sido eliminadas a partir del siglo XIX, aunque el franquismo las reinstaurara ocasionalmente (los políticos españoles que participaron en un acto organizado por el Movimiento Europeo en 1962, bautizado como el Contubernio de Munich fueron desterrados a Fuerteventura, Jaén y Extremadura).

El Estado de excepción que impone esta Ley en todos los órdenes se completa con la implantación en España de los Juzgados de Violencia (entre 1 y 8 por partido judicial, es decir, más de 700 en toda España), oficinas judiciales que constituyen lo más parecido a los tribunales de la Inquisición. No sólo tienen la facultad de instruir y juzgar un asunto en cuestión de minutos, muchas veces sin otra prueba que la simple denuncia de la mujer, sino que poseen facultades que le permiten intervenir al mismo tiempo en materias penales y civiles y en muchos casos sus sentencias ─ cuando son impuestas a los hombres por los fiscales y bajo engaño se pone por escrito que fueron firmadas de conformidad entre las partes─ son inapelables en los órganos superiores.

Este estado policiaco, más propio de la dictadura soviética de la etapa de Stalin, de la Revolución Cultura China o del periodo de los jemeres rojos de Camboya, es bastante peor de lo que los lectores se imaginan. Así, sin que nadie le haya preguntado nada, sin entrar en la valoración de los hechos, algunas veces sin estar presente en la vista oral (se ha dado el caso de hombres que han sido condenados en los calabozos al haberse olvidado la juez de llamarlo a su presencia), sin entrar en detalles acerca de quién promovió el acto a enjuiciar (si lo inició la mujer, según numerosísimas sentencias de muchos juzgados de lo Penal de toda España, no hay delito de violencia de Género, toda vez que el causante de la violencia que se juzga no fue provocada por el supuesto instinto atávico del hombre decidido a dominar a su esposa a compañera sentimental, tal y como se establece en la Ley) y aplicando unas condenas predeterminadas por el legislador, que impide el juez graduarlas de acuerdo con los supuestos daños ocasionados a su supuesta víctima.

LOS ATASCOS DE LOS JUZGADOS DE FAMILIA HAN PROPICIADO QUE MUCHAS MUJERES DENUNCIEN FALSAMENTE A SUS MARIDOS PARA OBTENER EL DIVORCIO EN 24 HORAS 

La Ley, por otra parte, al divorciar a una mujer de su marido en una mañana, y otorgarle a ésta todos los derechos (vivienda, mitad de la sociedad conyugal, hijos, pensiones), ha generado decenas de miles de denuncias falsas por malos tratos que nunca han ocurrido. La causa principal se debe a que los procesos de separación y divorcio, que se tramitan en los Juzgados de Familia, suelen dilatarse varios meses (en algunos casos hasta tres años). Basta que la mujer alegue que ha habido violencia física o psicológica en el periodo de separación ─algo que por otra parte es habitual por parte de los dos miembros de la sociedad conyugal─ los juzgados de Violencia de Género constituyen la «puerta falsa», el «coladero tradicional» para poner fin para la vía de urgencia a 30, 40 o 50 años de matrimonio.

Lo más grave de esta terrible situación que persigue al hombre desde su mayoría de edad hasta su muerte, desde el 29 de junio de 2005 en que entró en vigor la Ley, es que no ha servido al único y exclusivo fin para el que fue implantada: las muertes de las mujeres a manos de sus parejas. Por el contrario, la situación de desamparo, el castigo injusto y desproporcionado que inflige, la pena anexa de destierro que conlleva, el alejamiento de sus hijos y el estigma que la Ley contra la Violencia de Género ejerce sobre muchos hombres, se ha vuelto en contra de sus autores. Como conté en mi libro El Varón Castrado y las estadísticas de los últimos años han venido a darme la razón, la violencia gratuita, ilegítima e indiscriminada ejercida por el Estado ─sin razones objetivas en la mayoría de los casos─ contra la mitad de la población por el hecho de haber nacido varón genera más violencia. Y la violencia de reacción, muchas veces, genera a su vez más odio, más sinrazón y más muerte.

A la vista de los resultados, en cualquier estado gobernado por personas sensatas y civilizadas, la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género habría sido derogada hace años. Con un individuo torpe, inútil e incapaz como José Luis Rodríguez Zapatero en La Moncloa, plantearlo siquiera sería como pedir peras al olmo. Y no porque más de la mitad del PSOE no esté en contra de la Ley. Zapatero puede ser todo lo tonto que se quiera, pero no parece dispuesto a arrojar a la basura el voto del feminismo radical aunque ello suponga librar a la sociedad española de una de sus mayores y pesadas lacras sociales, de la peor monstruosidad jurídica de todos los tiempos

MÁS DE 800.000 VARONES VÍCTIMAS DE LA LEY DE VIOLENCIA DE GÉNERO DESDE SU ENTRADA EN VIGOR EN 2005.

Las comunidades han invertido 769 millones en la lucha contra la violencia machista en 10 años ¿quien se habra llebado el dinero?

Las comunidades han invertido 769 millones en la lucha contra la violencia machista en 10 años Susana Camarero, secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad Susana Camarero, Secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad. (EFE) Las comunidades autónomas socialistas, Andalucía y Asturias, se han quejado por los recortes en esta materia. Las víctimas de violencia machista cuentan con “más recursos y más derechos”, según la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad. 016 : teléfono de ayuda contra la violencia doméstica (no deja rastro en la factura). ECO Actividad social ¿Qué es esto? 39 % 18 -1 638 91 0 EFE. 22.04.2015 – 20:27h Las autonomías han invertido más de 769 millones de euros en la lucha contra la violencia machista durante la última década en proyectos de asistencia integral a las víctimas y sus hijos, en centros de acogida, programas de formación y empleabilidad y acciones de sensibilización. España cuenta con un amplio sistema para la prevención, atención y protección La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, ha ofrecido este dato, que se ha cuantificado por primera vez, en el marco de la reunión de la Conferencia Sectorial de Igualdad, donde el Gobierno y las comunidades autónomas debaten sobre nuevas medidas para combatir la violencia machista. Camarero ha agradecido la implicación y el esfuerzo de las autonomías en la consecución de una sociedad libre de violencia machista y ha destacado “el compromiso de los poderes públicos” en la erradicación de esta lacra. Las comunidades autónomas socialistas, Andalucía y Asturias, se han quejado por los recortes en esta materia con respecto al año 2011 y por la negativa del Ejecutivo a incorporar en el orden del día de la conferencia sectorial un punto para debatir sobre la reforma de la ley del aborto. Camarero ha dicho que “no es cierto” que se haya reducido el presupuesto destinado a las comunidades autónomas, sino que se está repartiendo el mismo dinero que en 2011 y las víctimas de violencia machista cuentan con “más recursos y más derechos”. “Prioridad de Estado” La secretaria de Estado ha explicado que no se ha incluido un punto específico sobre la reforma del aborto en la conferencia sectorial al no haber “ninguna novedad” que tenga que ver con su Departamento, aunque ha indicado que las comunidades podrán debatir sobre este asunto en el turno de ruegos y preguntas. En la reunión se ha estudiado el informe de evaluación autonómica sobre el desarrollo de la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género del año 2004, que analiza los recursos, servicios, prestaciones y herramientas de las administraciones territoriales para ofrecer protección y asistencia a las víctimas y sus hijos. La violencia machista ha supuesto la última década ha supuesto el asesinato de más de 750 mujeres Este documento, según Camarero, permite concluir que España dispone actualmente de “un amplio sistema para la prevención, atención y protección” de las mujeres y menores que sufren violencia machista. La secretaria de Estado ha señalado que la lucha contra esta lacra, que en la última década ha supuesto el asesinato de más de 750 mujeres (9 de ellas en lo que va de año), es “una prioridad del Estado”. En la conferencia sectorial se ha acordado el reparto de las transferencias a las comunidades autónomas para la financiación de proyectos de asistencia integral a las víctimas de violencia de género, las mujeres y sus hijos. En fechas próximas se repartirán 5,18 millones de euros En fechas próximas se repartirán 5,18 millones de euros, que incluyen 1,2 millones de euros destinados a proyectos de atención integral a menores y una nueva partida de un millón de euros dedicada a programas de coordinación y planes personalizados. La intención del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad es “mejorar la respuesta que se ofrece a las víctimas y avanzar en la coordinación entre administraciones”, según Camarero. En la reunión, se unificarán los criterios de aplicación del protocolo de derivación entre casas de acogida, dentro de la apuesta por estrechar la coordinación y dar a las mujeres y a sus hijos una asistencia personalizada, lo más ajustada posible a sus necesidades. Además, las comunidades autónomas podrán disponer del material de las campañas “Hay salida a la violencia de género” que comenzaron en noviembre del año pasado y esta misma semana, dentro de una secuencia de sensibilización dirigida a los jóvenes. El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas compartirán igualmente la información necesaria para actualizar la “guía de recursos para las víctimas de trata con fines de explotación sexual”. Camarero ha resaltado el compromiso del Gobierno en la lucha contra esta forma de violencia sobre la mujer y ha recordado el aumento del 33 por ciento del presupuesto destinado a la asistencia a las víctimas, por un importe superior a los 2 millones de euros en 2015.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2439964/0/violencia-machista/inversion-lucha/comunidades-estado/#xtor=AD-15&xts=467263#xtor=AD-15&xts=467263

¿Por que los musulmanes son el grupo religioso de más rápido crecimiento en el mundo – Michael Lipka y Conrad Hackett

Los musulmanes gobernaran el mundo

El crecimiento esperado del Islam en todo el mundo es quizás el hallazgo más sorprendente en el reciente informe del Pew Research Center proyectar el futuro de los grupos religiosos. De hecho, los musulmanes crecerá más del doble de rápido que la población total del mundo entre 2010 y 2050 y, en la segunda mitad de este siglo,probablemente superará los cristianos como grupo religioso más grande del mundo.

Islam de más rápido crecimientoMientras que la población mundial se prevé que crezca un 35% en las próximas décadas, se espera que el número de musulmanes para aumentar en un 73% – de 1,6 millones de dólares en 2.010 hasta 2.8 mil millones en 2050. En 2010, los musulmanes hicieron un 23,2% de la población mundial . Cuatro décadas más tarde, se espera que representan alrededor de tres de cada diez de las personas del mundo (29,7%).

En 2050, los musulmanes serán casi tan numerosos como los cristianos, que se prevé que se mantendrá el grupo religioso más grande del mundo en el 31,4% de la población mundial.

Las principales razones para el crecimiento del Islam en definitiva implican simple demografía. Para empezar, los musulmanes tienen más hijos que los miembros de los otros siete grupos religiosos principales analizados en el estudio. Cada mujer musulmana tiene un promedio de 3,1 hijos, significativamente por encima de la siguiente mayor grupo (los cristianos a 2,7) y la media de todos los no musulmanes (2,3). En todas las principales regiones donde hay una gran comunidad musulmana, la fertilidad musulmana supera la fertilidad no musulmán.

Musulmanes y no musulmanes de fertilidad PreciosEl crecimiento de la población musulmana también es ayudado por el hecho de que los musulmanes tienen la menor edad mediana (23 en 2010) de todos los principales grupos religiosos, siete años más joven que la edad media de los no musulmanes (30). Una mayor proporción de musulmanes pronto estará en el momento de su vida cuando la gente comienza a tener hijos. Esto, combinado con altas tasas de fecundidad, se acelerará el crecimiento de la población musulmana.

Más de un tercio de los musulmanes se concentran en África y el Medio Oriente, regiones que se proyectan a tener los mayores aumentos de población. Pero incluso dentro de estas regiones de alto crecimiento – así como otros – los musulmanes se prevé que crezca más rápido que los miembros de otros grupos. Por ejemplo, los musulmanes en el África subsahariana, en promedio, son más jóvenes y tienen una mayor fertilidad de la población total de la región. De hecho, se espera que los musulmanes a crecer como un porcentaje de todas las regiones excepto en Latinoamérica y el Caribe, donde relativamente pocos musulmanes viven.

Musulmanes y no musulmanes Mediana EdadLa misma dinámica son válidas en muchos países donde los musulmanes viven en gran número junto a otros grupos religiosos. Por ejemplo, el número de los musulmanes de la India está creciendo a un ritmo más rápido que la población hindú mayoría del país, y se prevé un aumento de un 14,4% de la población de la India 2010 al 18,4% (o 311 millones de personas) en 2050. Y si bien no fueron aproximadamente iguales, número de musulmanes y cristianos en Nigeria a partir de 2010, los musulmanes tienen una mayor fertilidad allí y se espera que crezca a una sólida mayoría de la población de Nigeria (58,5%) en 2050.

Mientras tanto, el cambio de religión, que se espera para dificultar el crecimiento de algunos otros grupos religiosos, no se espera que tenga un impacto neto negativo en los musulmanes. Por el contrario, entre 2010 y 2050, el cristianismo está proyectado para tener una pérdida neta de más de 60 millones de fieles en todo el mundo a través de conmutación religiosa.

Verdades que ofenden..

El crecimiento esperado del Islam en todo el mundo es quizás el hallazgo más sorprendente en el reciente informe del Pew Research Center proyectar el futuro de los grupos religiosos. De hecho, los musulmanes crecerá más del doble de rápido que la población total del mundo entre 2010 y 2050 y, en la segunda mitad de este siglo,probablemente superará los cristianos como grupo religioso más grande del mundo.

Islam de más rápido crecimientoMientras que la población mundial se prevé que crezca un 35% en las próximas décadas, se espera que el número de musulmanes para aumentar en un 73% – de 1,6 millones de dólares en 2.010 hasta 2.8 mil millones en 2050. En 2010, los musulmanes hicieron un 23,2% de la población mundial . Cuatro décadas más tarde, se espera que representan alrededor de tres de cada diez de las personas del mundo (29,7%).

En 2050, los musulmanes serán casi tan numerosos como los…

Ver la entrada original 472 palabras más