UN DELEGADO DE LA PLATAFORMA CIUDADANA POR LA IGUALDAD ACOMPAÑA A UNA MUJER PARA DENUNCIAR A SU PAREJA

Me ha llamado un amigo el 14 de noviembre y me ha contado que su hermana tiene problemas con su pareja. Hace dieciocho años que no sabía nada de ella ni sus padres tampoco. Me va explicando lo que su hermana le ha contado y yo le voy diciendo a el, el porque su pareja se puede comportar así. Me dice que viene el domingo 18 y me pide que hable con ella. Sabes que el domingo me voy a Madrid, le digo, pero para el siguiente hablare con ella. El lunes lo veo y le pregunto: ¿Que tal te ha ido con tu hermana? y me ha contestado: todo lo que tu dijiste. El domingo 25 de noviembre me la presenta. Hacia 20 años que yo no la veía y la recordaba vagamente. Dos horas mas tarde nos volvemos a ver para hablar, entramos a un despacho donde podremos hablar tranquilamente. Nos sentamos el uno frente al otro y a un metro de distancia, ella me explica su problema mientras me mira a los ojos fijamente, yo la escucho atentamente. En algún momento ha parado, se le han saltado las lágrimas, yo espero a que se calme para que pueda continuar, me explica que ha estado muy enamorada. Hemos estado casi una hora y ella tiene que irse a su casa. La acompaño al metro mientras hablamos por el camino, nos despedimos y se va. Por lo que me había contado su hermano, la he visto mejor de lo que esperaba y se lo he dicho a ella.

Durante la semana pienso y analizo todo cuanto me ha contado y espero a que llegue el próximo domingo. Esta vez voy a casa de sus padres y allí la veo, después la acompaño al metro y me sigue contando por el camino. Al llegar a la estación nos paramos y seguimos hablando durante un rato, antes de pasar al andén, nos despedimos y se va.

Esto, es lo que me ha venido contando. Su pareja ha sido maltratado por su padre cuando era niño, la insulta y le ha pegado alguna vez, se acuesta con prostitutas y últimamente la acusa a ella de tener un lió, el domingo se va solo para hacer el vermúth y la deja a ella sola en casa haciendo la faena, ella trabaja de lunes a sábado todo el día. La tiene asalariada en una tienda que es propiedad de él y no le paga la nomina. Ha sacado todo el dinero del banco y se lo a quedado él. Cuando alguna vez sale con ella, él va andando delante de ella, se va al gimnasio, de cacería, no trabaja, tiene armas ilegales y es un mafioso. Le ha enseñado un video donde un hombre le pega un tiro en la cabeza a una mujer, y además, hace dos años el padre de este individuo le pego un tiro en la cabeza a una mujer. Con todo esto y algunas cosas más que no quiero contar he llegado a la siguiente conclusión: Esta mujer corre peligro. Ni la quiere ni la ha querido nunca y además este hombre no puede querer a nadie. (O quizás no sabe demostrarlo) .

El martes me llama otro hermano, al que solo hace una semana que lo conozco y me explica, que lo ha llamado su hermana y que esta mal, que si puedo ir a verla, yo le digo que si, voy para allá, la espero a la salida del trabajo y la sigo, cuando veo que no hay nadie me acerco a ella, entramos en una tienda para que no nos vean juntos y allí me cuenta lo que le ha pasado, su pareja ha vuelto a insultarla y tiene miedo. Me pregunta ¿Que he hecho, en que lió me e metido? No te preocupes todos nos equivocamos, le digo. Le pido algunas direcciones y ella me las da, luego la dejo y me voy, averiguo algunas cosas, ya se quien es su pareja, lo he visto abriendo su tienda, voy a los Mossos y le explico, me preguntan ¿como se llama? no puedo decirle quien es, porque este hombre tiene amigos policías y si es amigo suyo usted le dirá a el, que alguien a dado su nombre, en vista de que no hacen caso, vuelvo a su trabajo, la veo pero ella a mi no, seguidamente me voy.

Al día siguiente vuelvo con el coche y cuando sale para comer, me acerco a ella y le digo: He venido con el coche; le he dicho a mi pareja que me voy a casa de mis padres unos días, porque mi padre esta muy mal, si quieres te acompaño a tu casa a recoger algo de ropa, pero tienes que estar segura de que el no esta, le digo yo, esta comiendo con un amigo Italiano, vamos, recogemos la ropa y le digo: Si tienes algo importante, cogelo, por que puede ser que no puedas volver nunca mas, nos hemos ido y la he dejado cerca de su trabajo, mas tarde he vuelto y he visto que esta trabajando, casi a las ocho, una clienta se me ha acercado porque la ha enviado ella y me ha dicho: Me alegro de que este usted aquí, porque ese hombre esta loco, un día me amenazo a mi tambien y todos los clientes le tienen miedo. Esto que me contaba esta señora, era una prueba de que ella decía la verdad y que corría peligro.

Su pareja no se ha presentado en toda la tarde y cuando ha salido a las ocho y media, le he dicho que siguiera por la cera y no se acercara a mi, después ha cruzado y yo la seguía a unos tres metros, ella me ha dicho sin mirar a tras, que lento andas, yo le digo: Es que me gusta verte como andas, mas adelante le he dicho: Ahora gira a la derecha y así hasta que hemos llegado al coche, (Ha mi me dolían las piernas, porque había estado unas tres horas paseando delante de su tienda hasta que ha cerrado) después nos hemos ido para casa de sus padres. Por el camino le digo: Cuando deje de verte te echare de menos, ella se ha reído.

Al día siguiente ella se ha ido al trabajo, abre a las diez y cuarto, yo me he imaginado que su pareja iría por la mañana y he llegado a las diez cuarenta, he visto que la tienda ha estado abierta y tiene un cartel que dice dentro de cinco minutos volvemos, he pensado que algo raro pasa, me he apartado al ver que una mujer intenta abrir y ella le ha abierto, me imagino que ha estado el otro, la ha puesto verde y se ha hartado de llorar, después de dar varias vueltas por los alrededores he visto que venia la misma clienta que ayer me estuvo contando y me ha dicho: Se ha hartado de llorar, tiene que dejar la tienda y largarse porque ese tío esta loco y es peligroso. (La mujer tenia cara de asustada) A las dos, ha llegado su pareja, la he visto entrar, lo veo que habla con ella, están un rato, ella coge sus cosas y se va, el se queda cerrando la tienda, yo voy por la otra acera y cuando cruzo a donde esta ella, se para, para hablar con un cliente, pero yo no me acerco, su pareja baja con el coche, la ve y se para, ella acaba con el cliente y sigue andando, el le dice que se monte en el coche pero ella no quiere y el tío se va, mas adelante le digo que cruce y giramos por una calle que si vuelve el tío no podrá pasar con el coche, a estado a punto de llorar, pero se a aguantado, después de un rato andando cogemos el metro y vamos a casa de sus padres.

Por la tarde el la llama (Yo estoy delante) y ella le dice: Mañana tengo que ir a por toda mi ropa, el le explica que esta en la cama enfermo, si no quieres mañana iré el sábado, le dice ella, al día siguiente vuelve a llamarla, intenta engañarla diciéndole que no tiene que llevarse nada que esa es su casa, a la tarde vuelve a llamarla y le dice: Que por que no ha ido, que había quedado con ella para comer y para hablar, el tío empieza a desvariar y va dando palos al agua, no sabe que decir para engañarla. A ella le han venido diciendo que lo denuncie, pero ella no quiere porque tiene miedo, hablamos los dos y yo le digo que a mí tampoco me gusta, pero ya por la noche nos damos cuenta de que el no va a dejar otra opción y decidimos ir a la policía, empujados un poco por su hermano aunque ella no esta convencida.

Su hermano se queda fuera y yo entro con ella para declarar, una vez acabada su declaración, le digo al policía que no lo llamen, que vayan a por él y en ese momento le quiten las armas, el policía me contesta que tienen que reunirse para decidir, yo le insisto en que es peligroso, que es un manipulador y un psicópata. Seguidamente nos hemos ido para casa de sus padres y al llegar le he dicho a ella que no coja el teléfono y a sus padres les digo que si llama este tío, le digan que ella no esta y no saben donde está. El domingo por la noche la policía va a su casa y le dicen, que tiene que ir a comisaría y entregar las armas, pero no le hacen el registro. (Si tenía armas ilegales, no se las han podido quitar)

El martes es el juicio rápido, a el le ponen orden de alejamiento y ella consigue la orden para retirar la ropa. El miércoles a las cuatro y media vamos con una furgoneta, ella, su hermano, un amigo y yo. El tío le dice a los Mossos que solo puede subir al piso ella y el conductor de la furgoneta, que soy yo. Antes de subir me advierten que no hable y yo les digo que tengan cuidado porque ese tío es peligroso.

Subimos los dos Mossos, ella y yo, ella va metiendo la ropa en la maleta, cuando la llena yo la cierro y le pongo otra, uno de los policías la va dejando en el pasillo, el tío no para de hablar acusándola de haberle robado las joyas de su madre, a lo que ella le contesta, que el sabe muy bien que ha sido su propio hermano el que las ha robado, pero el sigue acusándola de todo lo que le da la gana. En un momento que el tío gira la cabeza, le doy con mi brazo al Mosso que esta a mi lado y le digo, dígale a ese tío que se calle, pero no lo a hecho, (Estaba intentando ponerla nerviosa) había terminado con un armario y tenia que cambiarse al otro donde estaba el tío, y el me dice: Déjame pasar para allá, yo le digo: Un momento que salga ella, cuando ella ha salido yo me he apartado y el ha pasado, mientras yo he estado con ella, él no se ha podido acercar, luego he tenido que meter las bolsas en el ascensor y bajarlas para que las recogieran abajo, le he dicho al policía, vigile que no se acerque a ella, mientras, ella seguía recogiendo, hemos estado dos horas, he tenido que dejarla sola cuatro o cinco veces, cuando nos hemos ido me ha dicho que ha habido un momento en que ha estado a dos centímetros de ella. La ropa es lo único que le ha dejado.

Mientras su hermano y el amigo esperaban abajo, algunos vecinos les han preguntado ¿Se va a ir el mafioso? No, les han respondido, es que ese hombre tiene cámaras para vigilarnos y una vecina se ha ido del edificio por miedo. (Hasta los vecinos le tienen miedo) (Esta prueba, tambien demostraba que el tío era peligroso) Luego hemos ido a dejar a su hermano y el otro amigo y yo hemos ido con ella al piso para dejar las cosas. He quedado con ella para volver al otro día a colocar la ropa.

A las once de la mañana la recojo con mi coche y me dice: No se si he hecho bien en denunciarlo, yo le digo: Tu sabes que a mi no me gusta, pero el no te ha dejado otra alternativa, vamos al IKEA a comprar algunas cosas.

Acabada la compra nos hemos ido, llegamos al piso, le ayudo a sacar algunas ropas y otras las coge ella, hemos estado hasta las cuatro, ella no ha parado de hablar, ha dicho todo lo que se le ha ocurrido incluso en algún momento me he aguantado para no sonreírme, en otros se ha puesto triste y yo intento decir algo para que se olvide de los recuerdos que la hacen entristecer, tambien se ha reído.

Cuando se ha puesto a colocar su ropa interior yo estaba delante y me ha dicho no deberías ver esto, vale me salgo a fumar un cigarrillo a la terraza, luego he vuelto a entrar, después nos hemos ido a comer, nos sentamos uno frente al otro y hablamos mirándonos a los ojos, algunas veces le cuento algunas de mis cosas incluso anécdotas que me ocurrieron cuando hacia el servicio militar, al acabar la comida se ha sentido mal y me ha dicho, vamos a la calle, salimos y miramos un sitio para tomar café, jamás nadie había confiado en mi de la forma en que lo ha hecho ella, me ha hecho alguna pregunta que solo se puede hacer a alguien que aprecias y hace mucho tiempo que lo conoces, hemos vuelto al piso para terminar de colocar la ropa y aproximadamente a las siete volvemos a casa.

Por el camino seguimos hablando, no hemos parado en todo el día, hemos hablado de las coincidencias, había pensado irme a Francia y las cosas han cambiado y que casualidad de que tu estuvieras libre para ayudarme, ha dicho ella. Hemos llegado a su nueva residencia, bajamos del coche y la acompaño hasta la puerta. No he vuelto ha verla mas.

Por Manuel Álvarez      manuelalvarez222@hotmail.com     27 de diciembre de 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s